¿Por qué las mujeres dejan de ser fértiles y los hombres no?

Algunos hombres como Picasso o el ginecólogo y padre del cantante, Julio Iglesias Puga -quién tuvo su último hijo a los 90 años-, fueron padres a edades avanzadas, ¿por qué las mujeres dejan de ser fértiles y los hombres no? “La respuesta está en la ovogénesis”, explica el Dr. Julio Herrero, director de CRA Clínica Sagrada Familia a La Vanguardia.

 

La ovogenésis es la generación de los folículos primordiales que a su vez contienen los óvulos dentro. Se produce cuando se está en el período embrionario -en el útero de la madre- y se para cuando la mujer nace. “Esto quiere decir que todas las mujeres nacen con un determinado número de folículos primordiales que están almacenados en el ovario”, explica. Al nacer las mujeres tienen en torno a medio millón de óvulos.

 

El ovario no es más que un almacén de óvulos o folículos primordiales, mientras que el testículo es una fábrica de producir espermatozoides desde la pubertad hasta la muerte del varón. Por tanto, esta capacidad se mantiene porque la fabricación continúa. Con la primera menstruación, la mujer va gastando esa reserva ovárica con cada ovulación. Se mantiene hasta los 34 años, edad a la que comienza a decrecer hasta llegar a una insuficiencia y se produce la menopausia.

 

En función de cuestiones genéticas o intervenciones quirúrgicas, a unas mujeres la reserva se les agotará antes y a otras después. De ahí la importancia de conocer cuál es el estado de nuestra reserva a través de un análisis de sangre y una ecografia ginecológica. Información muy útil para aquellas que deseáis saber si podéis retrasar la maternidad unos cuantos años más.

 

 

Ahora, gracias a la preservación o congelación de óvulos, no tiene por qué recurrirse a los de una desconocida. “Es un avance fundamental y todavía demasiado desconocido. Las mujeres que ya han entrado en menopausia y que con treinta años preservaron sus óvulos, pueden usarlos sin necesidad de recurrir a la donación y decidir a qué edad quieren tener hijos”, indica Herrero

Afortunadamente, fertilidad hoy en día no está necesariamente ligado a maternidad. Más allá de la menopausia, las mujeres podemos ser madres gracias a la ovodonación. “Aunque se acabe la reserva ovárica, el útero es un órgano independiente que puede seguir funcionando, a pesar de que también envejece”, aclara el Dr. Julio Herrero. Comienzan a darse casos de mujeres que, a través de la donación de óvulos, son madres a edades inusuales hasta ahora, aunque con el límite de los 55 años, según indicaciones de la Sociedad Española de Fertilidad.

“Si pones un óvulo bueno de otra mujer, el útero con ayuda de estrógenos sigue siendo receptivo. Aunque a partir de los 50 años puede haber más complicaciones y se consideran embarazos de riesgo”, matiza el Dr. Herrero.