¿Cuándo se deben congelar los óvulos?

Cuándo se deben congelar los óvulos

En la primera menstruación, una mujer tiene  alrededor de 300.000 futuros óvulos que irán decreciendo a lo largo de su vida reproductiva. A lo largo de los años se irá y desde  gastando esa reserva ovárica que se acaba por completo en la menopausia.

Sin embargo no se debe confudir calidad ovárica que reserva ovárica. En una mujer de 45 años es previsible enconrar una reserva ovárica disminuida, por la edad y porque se aproxima a la menopausia, y también una baja calidad ovárica, sus óvulos presenta anomalías cromosomicas.  Pero a veces, en la consulta vemos a mujeres con 30 años que tienen una menor reserva ovárica de lo que se esperaría por su edad, pero que sí tienen una buena calidad ovocitaria.

En estos casos es cuando les digo «que solo necesitamos un buen embrión», y afortunadamente disponemos de la mejor tecnología y de la experiencia médica necesaria para conseguirlo.

¿Cuándo se deben congelar los óvulos?

Una solución muy práctica para evitar problemas de fertilidad en un futuro sería congelar los propios óvulos y usarlos en el momento que se decide ser madre, porque lo que de verdad importa es la edad del óvulo y no tanto de la mujer.

El momento más fértil es a los 20 años, pero hoy en día es difícil que a esas edades una mujer decida, o pueda, ser madre. A partir de los 35 años se produce una bajada de la fertilidad femenina, y posteriormente a los 40 años se produce otra gran bajada en la calidad ovocitaria, por lo que lo recomendable es tener los hijos de los 20 a los 30 años. Una opción sería congelar los óvulos para así poder disponer de esa oportunidad en el futuro.

El envejecimiento es inevitable, pero sí sabemos que hay factores que lo aceleran y, por tanto, trabajando con estos factores podemos mejorar la calidad de los óvulos, sobre todo en mujeres menores de 40 años. Por ejemplo, sabemos que la oxidación celular empeora la calidad ovocitaria, y esta se ve afectada por el estrés crónico, la mala alimentación, la inflamación de bajo grado, los tóxicos y disruptores endocrinos, el sedentarismo, mala calidad del sueño, las enfermedades autoinmunes… Si se trabaja de manera integral sobre estos factores que nos predisponen a empeorar la calidad de los óvulos, podremos mejorarlos a través de una alimentación adecuada y personalizada, la toma de complementos antioxidantes, gestionando el estrés, resolviendo la inflamación del paciente…

¿Se puede mejorar la reserva ovárica?

Otra pregunta muy común en consulta es si se puede mejorar la reserva ovárica y la respuesta no es tan sencilla como a priori puede parecer. Hemos de valorar la edad de la paciente para conocer si la baja reserva es fisiológica y normal por la edad, o es algo patológico en su caso. Lo primero es buscar el origen de la alteración, y posteriormente hacer un tratamiento integrativo, mejorando el sistema inmune, sistema hormona y sistema nervioso.

Otra duda muy recurrente que se hacen muchas mujeres es que si se tiene una baja reserva ovárica, eso implica que es infértil. No es así. Si tiene óvulos hay posibilidad de embarazo, pero hay que estudiar otros  parámetros, porque la fertilidad no es solo la reserva ovárica, tiene que producirse una ovulación, que el esperma sea capaz de llegar a la trompa, que se fecunde, que el útero sea receptivo para ese embrión, que la coagulación sanguínea sea la correcta, que el sistema inmune deje que se desarrolle correctamente la implantación…

¿Cómo conocer la reserva ovárica?

Para saber si se dispone de una buena reserva ovárica se debe realizar una ecografía vaginal los primeros días del ciclo menstrual para medir los folículos antrales y debe ir acompañada de la medición en sangre de una hormona (Hormona antimulleriana). Son dos pruebas muy sencillas que te puede hacer tu ginecólogo y se deberian realizar periodicamente, y no sólo en mujeres con deseo gestacional.

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.