Fallo de implantación y éxito en el embarazo

Fallo de implantación y éxito en el embarazo

Fallo de implantación y éxito en el embarazo

Hablamos de fallo de implantación cuando no se logra el embarazo tras un ciclo de fecundación in vitro. Es importante conocer las causas que lo han provocado, sobretodo si el útero presenta buena receptividad y los embriones son de buena calidad.

Fallo de implantación y endometrio

Previamente a la transferencia, es importante asegurarnos que el endometrio está en las mejores condiciones para recibir el embrión. La preparación del endometrio es clave en los tratamientos de reproducción asistida. El endometrio es la capa más interna del útero y juega un papel fundamental en el proceso de gestación y el embarazo.

La implantación del embrión en el endometrio se produce cuando han pasado unos 6 o 7 días de la fecundación y el embrión se encuentra en estadio de blastocisto. Para que esto ocurra, es necesario que haya una perfecta sincronización entre el embrión y el endometrio, es decir, tiene que haber receptividad endometrial.

Por ello, a veces recomendamos realizar una transferencia en diferido, para dar tiempo al útero a recuperarse tras la punción. Según un estudio sobre FIV con transferencia de embriones en fresco o una criotransferencia realizado por el equipo de biólogas de CRA Clínica Sagrada Familia, el éxito de embarazo con embriones en fresco o congelados no es significativamente diferente.

Otros factores uterinos, como pólipos o miomas, también dificultan la implantación. Sin embargo, con anterioridad a la FIV, se realiza un tratamiento para minimizarlos.

Fallo de implantación y desarrollo embrionario

El factor embrionario es una de las causas más habituales en el fallo de implantación. Para asegurar el buen desarrollo del embrion, el biólogo puede decir hacer el cultivo hasta blastocisto y realizar la transfrencia 5 o 6 días después de la fecundación. De esta manera, el embriólogo puede detectar cualquier anomalía morfologica en el embrión durante su desarrollo en el laboratorio, y puede seleccionar el de mayor calidad y con mayor poder de implantación.

Sin embargo, aunque en el laboratorio se realiza un seguimiento del desarrollo de los embriones, el embrión con mejor pronóstico de implantación podría tener alguna  anomalía genética o cromosómica que dificulte o impidiera su correcta implantación. Esta anomalía en el ADN no puede observarse mediante el time lapse del Geri Plus ni del Embrioscope. Sólo se puede detectar mediante una analítica genética del embrión.

Fallo de implantación y DGP

mejor diagnostico genetico preimplantacional Barcelona

El Diagnóstico Genético Preimplantacional es una técnica de prevención que nos ayuda a detectar enfermedades genéticas en el embrión, y a la vez, seleccionar los embriones sanos. Ante el caso de un fallo de implantación, nos permite descartar un embrión, aunque aparentemente – morfologicamente- fuese de buena calidad, porque presenta algún problema genético que impedirá la implantación o el desarrollo del embarazo.

En mujeres mayores de 40 años, con fallos de implantación o abortos de repetición, recomiendo realizar un DGP para aumentar las probabilidades de embarazo.

Leave a comment