La maternidad compartida del Método ROPA

La maternidad compartida del Método

Método ROPA Barcelona

Sin lugar a dudas dos son los momentos que más me gustan de esta apasionante profesión que es ayudar a formar familias: el momento de la confirmación del embarazo y el parto. Las parejas que necesitáis la ayuda de la reproducción asistida sois unos atletas de fondo, siempre lo digo. Superáis los momentos más duros, perseveráis y no os dais por vencidos/as.

Hoy hace un año que Laila y Júlia escucharon por primera vez el corazón de su hija. Recuerdo sus nervios y esa sonrisa de tranquilidad que se les dibujó en la cara.  Las conocí en diciembre del 2016, en la primera sesión informativa sobre inseminación natural y Método ROPA  que organizamos regularmente con la Asociació de Families LGTB. Me impactó sus juventud y sus ganas e ilusión por vivir la maternidad.

Como muchas parejas de mujeres o mujeres solteras, habían realizado varias inseminaciones caseras, sin éxito y buscaban un tratamiento de reproducción asistida lo más natural posible. Se habían informado en profundidad, y tenían muy claro su plan de maternidad, con lo que fue muy fácil acompañarlas en el camino hacia su embarazo.

No tenían ningún problema de infertilidad. Tras intentar la inseminación natural y la artificial, optamos por una fecundación in vitro. Fue entonces cuando recuperaron la idea de la maternidad biológica compartida: el Método ROPA. Laila aportó los óvulos para engendrar el embrión que gestó Júlia.

Finalmente llegó el beta positivo, en el primer intento. Son jóvenes y forman una buena pareja reproductiva: los óvulos de Laia son muy potentes y el endometrio de Júlia es precioso. Poder realizar el tratamiento antes de los 30 años, en su máxima plenitud reproductiva, sin duda, ha sido lo más adecuado.

Durante el tratamiento, fueron explicando su experiencia con el Método ROPA a través de su cuenta Bimamass en Instagram. En el blog de CRA Clínica Sagrada Familia puedes leer una entrevista sobre el Método ROPA y la experiencia por la que han pasado y cómo viven su maternidad compartida.

Leave a comment