Entrevista en La Vanguardia: El 8% de los bebés nacen mediante fecundación in vitro

Entrevista en La Vanguardia

opinion doctor julio herrero garcia La VanguardiaTras la presentación de los datos del Registro 2016 de la SEF, me entrevistó la periodista Anna Macpherson de La Vanguardia para escribir un artículo valorativo de los resultados.

Destaqué el retraso de la maternidad como un dato preocupante:

Las ­dificultades clásicas, de la mujer o del hombre, las que se concentran entre los 35 y los 39 años, son una cifra estable en los últimos años y las de mujeres con menos de 35 años, disminuye. Probablemente, porque aún no se lo han planteado y no saben de su dificultad. Pero la edad añade un riesgo nada desdeñable para la propia mujer y para el feto, “sobre todo si se transfiere más de un embrión. Un embarazo gemelar con más de 40 años es algo que hay que evitar. Y sobre todo no tiene sentido cuando en la mayoría de casos de mujeres de más edad se utilizan óvulos de donante”, señala Julio Herrero, responsable de reproducción asistida del hospital Vall d’Hebron y quien presentó este año los resultados del registro en el Ministerio de Sanidad.

En los últimos años también asistimos a un incremento de los tratamientos con óvulos de donante, así como el diagnóstico preimplantacional del embrión (para de­tectar alteraciones), el 7,4% de los casos, más del doble en tres años. La principal causa vuelve a ser la edad de la mujer, pero también la búsqueda de la seguridad tanto del embarazo como del nacimiento de un bebé sano. A partir de los 40 se suele ofrecer a todas las pacientes, porque permite reducir la tasa de abortos.

Los tratamientos en los que se utilizan óvulos donados por mujeres jóvenes alcanzan ya a casi uno de cada tres casos. El prin­cipal motivo es de nuevo el mayor número de mujeres con más de 40 años, entre las que es difícil obtener óvulos viables para la fecundación. También tiende a aumentar el diagnóstico preimplantacional del embrión (para de­tectar alteraciones), el 7,4% de los casos, “más del doble en tres años”, explica Julio Herrero. “Se busca la máxima seguridad. También la edad es la principal causa. A partir de los 40 se suele ofrecer a todas las pacientes, eso permite reducir la tasa de abortos”.

El incremento de las criotransferencias, para vitar los problemas derivados de la hiperestimulación ovárica, y la necesidad de rebajar la tasa de embarazos gemelares en España también ocupan parte del contenido de la entrevista, que puedes leer de forma íntegra aquí.

Leave a comment